Accidentes de tránsito en Chile: las principales causas

Causas accidentes de tránsito

Cada vez son más los vehículos que circulan en ese país y la congestión de tránsito que se genera en las vías más importantes de cada ciudad del mismo aumenta considerablemente, lo que desencadena el estrés de los conductores y la pérdida de su paciencia.

Por mucho tiempo, Chile registró una alta tasa de accidentes automovilísticos así como de muertes causadas por ellos llegando a registrarse 1.483 fallecidos durante el año 2017. Aunque este valor ha bajado de manera considerable, las irregularidades de manejo siguen presente en el día a día de los chilenos.

Muchas cosas influyen en el momento que se genera un accidente de tránsito: vías en construcción, congestión de las calles, mal funcionamiento de los semáforos, mala señalización, imprudencia de los conductores, falta de respeto por las normas de seguridad, peatones imprudentes, irregularidades en las calles, toma de calles por eventos masivos, entre otros.

Sin embargo, existen algunas causas que están constantemente presentes cuando se habla de accidentes automovilísticos en el país y entre ellas podemos encontrar las siguientes:

Causas de los accidentes

  • Falta de cultura de seguridad de tránsito. Las personas no respetan las señales de tránsito ni cumplen con las reglas de seguridad vial, este problema es acarreado tanto por los conductores como por los peatones.
  • Imprudencia de los conductores. Muchas veces los conductores van pendientes de sus teléfonos celulares al momento de conducir o se pasan los semáforos, lo que es una evidente violación a las normas.
  • Aumento vehículos en circulación. En los últimos años el parque automotor ha crecido de manera considerable, pudiéndose a especular que para el final del 2018 lleguen a existir más de 5 millones de vehículos en Chile, lo que asegura mucha más congestión y tráfico que podrían causar accidentes. Sumado a esto, no se hace nada para alimentar la cultura de seguridad vial de los nuevos conductores y mucho menos de los antiguos.
  • Falta de consideración a los peatones. Muchas veces los autos no respetan los derechos de los peatones y se paran sobre el rayado o no lo permiten el paso a estos.
  • Manejo en estado de ebriedad. Aunque no se vea precisamente en el día a día de la vida cotidiana sino más bien durante la vida nocturna o de fin de semana, existen muchos registros de accidentes causados por manejar bajo los efectos del alcohol u otras sustancias capaces de alterar los sentidos del conductor.
  • Violar la distancia prudente que debe mantenerse entre conductores. Cuando estamos circulando en nuestros vehículos, debe existir una distancia prudente entre vehículos para prevenir accidentes en caso de frenar repentinamente o cambio brusco de las luces del semáforo. Esta es una de las reglas que más suelen romper las personas, bien sea por no percatarse de que la están rompiendo o porque no consideran importante guardar dicha distancia.
  • No respetar los derechos preferentes de paso de vehículo. Así como no respetan a los peatones, los conductores mucho menos se respetan entre ellos. Todos velan por sus propios intereses y no se detienen ni siquiera a considerar quien tiene el derecho de paso. Muchas veces es un acto que se realiza por la misma ignorancia de las personas en el tema de normas de tránsito y seguridad vial.

Los accidentes de tránsito pueden traer consecuencias tanto graves como leves para los vehículos y personas involucradas, por lo que es fundamental contar con un seguro automotriz que pueda apoyarte en estas situaciones. Si no sabes qué seguro de autos es el más conveniente, puedes asesorarte en este sitio.

Ahora bien, para generar un cambio importante en cuanto al nivel de accidentes que ocurren a diario, empieza por nutrir tus conocimientos en cuanto a normas de seguridad vial y fomenta al resto de los conductores a cumplirlas de manera regular.