Cómo elegir las cortinas ideales para tu cocina

iluminación con cortinas para cocina

Mantener una buena iluminación en la cocina es muy importante considerando que allí realizamos labores constantemente que requieren de nuestra atención.

Sin embargo, la privacidad también es un factor fundamental y el no utilizar cortinas en las ventanas nos expone demasiado.

Por esta razón, optar por cortinas enrollables es una excelente opción para cubrir las ventanas de la cocina: permiten la entrada de luz y no dejan ver demasiado de lo que sucede en el interior.

Pero antes de colocar cortinas enrollables en tu cocina es fundamental tener presente algunas consideraciones.

Cuidados de cortinas enrollables

Por ejemplo, lavarlas es muy simple, pero de igual manera debes darles los cuidados que requieren para mantener su buena apariencia y estado.

Muchas veces en la cocina es muy fácil ensuciar todo o generar desastres no deseados, por eso es que estas cortinas son ideales. Pueden llegar a lavarse sin la necesidad de desmontarlas y volverlas a colocar. Basta con un cepillo y mucha delicadeza para limpiar con facilidad cualquier rastro de residuos de alimentos u otras manchas.

Regularmente, pueden limpiarse con una esponja húmeda o seca (depende de lo que se quiera remover).

Las cortinas enrollables son compactas y muy fáciles de manipular, esto sin mencionar que no ocupan demasiado espacio y le otorgan armonía a la decoración de la cocina.

Puedes jugar con la gran variedad de diseños y colores de persianas enrollables que existen y combinar tu cocina como mejor te parezca.

Este tipo de cortinas también aportan un valor estético a los espacios en donde se colocan por lo que no arruinarán la decoración de tu cocina.

En un lugar tan importante como la cocina lo que más queremos es generar una sensación de privacidad y armonía, las ventanas juegan un papel fundamental en esto.

Detalles de diseño de las cortinas enrollables

Los colores cálidos y pasteles favorecen estas sensaciones, además, son muy fáciles de combinar.

Por otro lado, si te gustaría un diseño más llamativo, puedes optar por unas cortinas personalizadas y asegurarte de que esté ligado ─sutilmente- al mundo de la gastronomía.

Si eres más creativo, puedes darle tu propio toque con dibujos u otros elementos que puedan adherirse a la cortina sin perjudicarla o dañarla.

Las medidas son muy importantes al colocar nuevas cortinas en nuestra cocina, es necesario ser preciso y cauteloso en este aspecto.

La idea es que las cortinas se vean uniforme y alcancen a cubrir completamente nuestra ventana, así como también buscamos que no ocupe demasiado espacio de las paredes.

Lo primero que debes hacer es tomar el ancho de tu ventana siempre dejando unos 5 centímetros (aproximadamente) de cada lado.

Esta medida será la que debe tener tu nueva cortina, tal vez un poco más pero no menos que eso de lo contrario quedará muy ajustada.

Seguidamente, debes tomar las medidas de largo de tu ventana para tener más o menos una idea de que tan larga podría ser tu cortina.

A pesar de ser cortinas enrollables que puedes adaptar a la medida que quieres lo ideal es tener estos puntos claros para no terminar comprando una cortina innecesariamente larga o en el peor de los casos muy corta.

Cabe destacar que la altura de la ventana se mide desde el lugar de fijación del tubo que sostendrá la cortina. Esto siempre debe ser un par de centímetros más arriba del inicio de la ventana como tal.